Sunday, 26 August 2018

Exilio venezolano como manera de aferrarse al poder

Muchos regímenes dictatoriales han provocado lo mismo a través de la historia: provocan el éxodo masivo de una gran parte de la población, la más desconforme, con el fin de afincarse en el poder.

Entre los últimos que han hecho esto están los esbirros de Castro en Cuba y la banda que sostiene a Lukashenko en Bielorrusia.

Es lo que hace ahora el régimen chavista. La gran mayoría de los exiliados están ahora tratando de acostumbrarse a esto. Ya la unidad, siempre frágil, se pulverizó y entre muchos hay resignación o sencillamente desconcierto.

La cuestión es si queremos conformarnos con ser como los cubanos de Florida o queremos seguir luchando para que el chavismo se resquebraje. Si queremos lo segundo tenemos que aprender de los errores de los cubanos de Florida y de otros movimientos en el exilio. 

Tenemos que ver más allá de nuestros intereses. Si analizamos bien lo que pasa en Venezuela, veremos que esto no se puede sostener sin la ayuda de fuerzas antidemocráticas en Cuba y en Rusia.

Si queremos que la dictadura caiga en Venezuela, debemos descubrir las relaciones con los regímenes cubano y ruso, debemos hacer que estas sean cada vez más transparentes y debemos forzar un debate constante en esos países y en todos los países que alberguen embajadas de ellos.

Si queremos que Venezuela sea libre en nuestra vida debemos comenzar ya a decir porqué no queremos que nos traten como otra Siria. Si realemente deseamos que Venezuela tenga futuro debemos comenzar ya a poner a todos a pensar, incluyendo a todos los que están en Venezuela, a todos los que crean comida, los que limpian, los que construyen, los que tienen algo que ver con los que oprimen, con los amigos de los que oprimen, con todos sus familiares.

Si queremos que Venezuela sea una nación pluralista en desarrollo debemos comenzar ya a poner en claro que este éxodo se va a revertir mucho más temprano de lo que los criminales que aun gobiernan Venezuela creen posible.

Sunday, 10 June 2018

¿Por qué la dictadura en Venezuela no ha terminado como la de Ceasescu en Rumania?

Presentaré aquí algunas observaciones del historiador Yuval Noah Harari y mis comentarios respecto a Venezuela...hay cosas similares pero otras muy distintas.

Harari explicaba en su libro Homo Deus cómo Ceausescu y sus colaboradores lograron subyugar a veinte millones de rumanos durante cuatro décadas.

Según Harari, los líderes del régimen comunista consiguieron mantenerse en el poder tanto tiempo porque

1) pusieron a funcionarios comunistas leales a controlar todas las redes de cooperación, desde el ejército hasta las asociaciones deportivas
2) impidieron la creación de organizaciones rivales en el plano político, económico o social
3) contaron con el apoyo de partidos comunistas similares en la URSS y otros países de Europa oriental.

Harari, como es normal, advierte que la historia no se repite pero puede ayudar a dicernir tendencias.
Yo hablaría de patrones. 

Revisemos los tres puntos.

1) El chavismo ha sufrido un montón de deserciones pero como desde hace décadas el movimiento es profundamente criminal, las deserciones mismas no tienen autoridad moral...y los que quedan se vuelven más leales al régimen porque saben que después solo vendrá la prisión o el exilio en Rusia...y pocos venezolanos sin trabajo quieren ir a Rusia (aunque aumenta su número cada mes).

2) El chavismo no ha impedido la creación de organizaciones como lo hizo el comunismo europeo sino que ha tomado el camino putinista: ha inhabilitado y encarcelado a un montón de gente y hace seguimiento con tecnología cubana, rusa y cubana, de las comunicaciones de miles de opositores.
El chavismo ante todo ha usado el método antiquísimo de divide et impera que se usa hasta en sistemas menos represivos. Los venezolanos, que muy difícilmente trabajan en equipos igualitarios, sin un caudillito que los rija y prometa, no han conseguido enfocarse en un movimiento con principios y solo han trabajado en plataformas electorales para tal o cual líder del momento.

3) El chavismo cuenta no solo con los servicios de espionaje cubanos sino con el apoyo de Putin, quien por menos valor estratégico en Siria ha estado dispuesto a mandar soldados y cientos de mercenarios a ese país de Cercano Oriente. 

En particular la oposición venezolana no ha sabido cómo coordinar nada con movimientos opositores en Cuba y mucho menos ha sabido cómo influir en el público cubano en general.

Rumania durante las masacres perpetradas por el régimen de Ceasescu

Actualmente el cambio también es más difícil porque falta el elemento sorpresa. Y es que lo que ocurrió en 1989 tomó a casi todos desprevenidos. Muy pocas personas tenían la perspectiva general y específica de los cambios que se producían en diversas regiones del mundo en aquel entonces, de lo que ocurría con la carrera armamentista, con los precios del petróleo, con la fosilización de las estructuras económicas soviéticas, con el desarrollo de la informática en Occidente, con el flujo de información que finalmente entraba en Hungría y otros países del Bloque Socialista (Comunista).

Actualmente los movimientos "socialistas" (o como quieran llamarlos) y Rusia putinista están obsesionados con reconocer a tiempo cualquier grupo o movimiento que pueda poner en peligro su control de los países satélites. En eso se parecen más a la Rusia de Stalin, pero con software de espionaje.

El comunismo (o socialismo de Estado o como se quiera llamar) murió hace mucho tiempo en Rusia. Aun así, el putinismo se basa en muchas de sus estructuras y prácticas - es una mezcla de métodos soviéticos con economía de mercado con cronismo post-soviético y mitos y ritos sacados de la Rusia imperial. Si Uds leen la prensa rusa oficialista, si leen la entrevista que le hicieran al embajador ruso en Venezuela, que yo comenté en una entrada anterior, notarán cómo se menciona una y otra vez que tal o cual grupo en Venezuela o en la misma Rusia quiere hacer una nueva "Revolución de los Colores", como se llamaron los movimientos en países que trataron de escapar de la influencia de Rusia a partir de los 2000 (ya no se habla de las revoluciones que se produjeron en 1989 en Europa Central y Oriental).

El chavismo emplea trucos parecidos a los que emplea Putin en Rusia y lo consigue pese a que Maduro, al contrario que Putin en Rusia, es odiado por la gigantesca mayoría de la población.

El chavismo ha conseguido neutralizar a los pocos opositores que tienen un mínimo de capacidad retórica y posible atractivo para las masas. No es difícil en un país donde el político promedio no lee un libro al año.

El chavismo se aprovecha de un proceso de cansancio durante el que la oposición luchó sin organización, sin estrategia, con todos los petrodólares en contra.

El chavismo se aprovecha del mayor movimiento de emigración en décadas: estos millones que huyen del hambre y la criminalidad de Venezuela chavista no estarán allí para protestar.

Si queremos salir del chavismo esta década y convertir Venezuela en un país democrático, pluralista y en vías de desarrollo, debemos ser mucho más creativos y persistentes.









Sunday, 3 June 2018

How Communism took hold of society, lessons for Venezuela

Stalin and Beria...no, they were not a reversal of what Lenin wanted...Lenin enabled them and was as unethical as they were


If you speak English, you should really watch these two videos, particularly the second halves of both of them. Robert Service is one of my favourite historians and he is on both videos but the first one also has several others with very interesting, complementary views.

From Tsars and Lenin to Putin and Trump
100th Anniversary of the Russian Revolution

History does not repeat itself, we know...and yet we can recognise some patterns and see how to try to prevent some of them.


Saturday, 19 May 2018

Los rusos en Venezuela un día antes del teatro (corregido)

Nota: escribí con prisa este post un día antes de las elecciones y escribí "petróleo" cuando debí haber escrito "gasolina".


Hace poco el periódico ruso Kommersant entrevistó al embajador ruso en Venezuela, Vladimir Zayemski. Según Wikipedia rusa, este hombre nació en 1952 y se graduó en el Instituto Estatal de Estudios Internacionales en 1974, comenzó a trabajar para la embaja soviética en Costa Rica en 1974 y fue traductor de la embajada soviética en Caracas del 1976 al 1979. Ha sido embajador de Rusia en Venezuela desde 2009.
de Wikipedia

Como era de esperar, el hombre de Putin dijo que la actitud América Latina y a Unión Europea de
rechazar el evento de este domingo 20 era poco seria porque "no se puede juzgar desde lejos".

Para él hay que ve las cosas - vaya ironía - con los ojos y consultar a participantes inmediatos
del teatro político (sus palabras). Citó a Luis Emilio Rondón, "el único que representa los intereses de la oposición". Este habría declarado que las condiciones de las elecciones del domingo serían prácticamente iguales a las de diciembre de 2015, cuando la oposición ganó en las elecciones de la Asamblea Nacional. Rondón también habría dicho que se realizaron todos los protocolos y auditorías necesarias. Algo que la oposición debería saber: este jurista, según Kommersant, presenció junto a los otros jefes del CNE el pasado jueves la firma de un acuerdo de cooperación con el Consejo Electoral Ruso.

Según el embajador, Rondón le agradeció a él que Rusia aceptase el hecho de que los asuntos de Venezuela deben ser resueltos por los venezolanos. ¡Vaya cosa curiosa! Esto me parece parecido a lo que el nuevo jefe de Estado de Armenia le dijo a Putin al llegar al poder hace poco.

Zayemski repitió, como Labrov en Siria, que debe haber diálogo. Cuando el periodista le preguntó porqué este ha fallado, Zayemski mencionó que por casualidad (!!!!) estaba en Santo Domingo cuando se iba (según él) a firmar el acuerdo con la oposición del 7 al 9 de febrero. El embajador causalmente estaba en el mismo hotel donde se hallaban oficialistas y opositores y habló con funcionarios dominicanos. Según estos (y según él), los opositores habrían vuelto de Caracas con nuevas exigencias que no habían sido tocadas antes y esto fue una sorpresa para todos. Según el embajador, hay grupos en Miami y en general de EUA que se oponen a un diálogo y Maduro debe proponer uno nuevo.

El embajador ruso cree que la oposición quería provocar una revolución de colores pero que fracasó po dos motivos: las protestas, donde se bloqueaba el paso de médicos y ambulancias a los enfermos y de los niños a las escuelas, terminaron molestando a la población en general y en particular a la clase media y además, los radicales querían derramar sangre.

Zayemski calificó también de gran error y violación a la constitución el que la oposición hubiese aceptado que una parte de la Corte Suprema - 12 de 30 miembros - decidiese desde Colombia enjuiciar a Maduro. El embajador no parece darse cuenta de que el régimen chavista ha violado cada uno y todos los artículos de la constitución una y otra vez.

El embajador finalmente mencionó que Rusia puede cooperar con Venezuela no solo en el petróleo y en la promoción de la agricultura (ya vemos cuánto éxito no han tenido) sino también en la explotación de bauxita, niobio, hierro, tántalo, etc.

Algo interesante llegó al final: al parecer Zayemski ha incitado al gobierno de Maduro a aumentar e precio de la gasolina, algo que este no quiere hacer.

Según él, sin embargo, los medios extranjeros exageran la situación en Venezuela. Para ello citó estadísticas de Naciones Unidas según las que en 2017 "solo" un uno por cierto de la población participó en las protestas. El embajador de Putin al parecer no se ha dado cuenta, pese a vivir en Caracas, que casi una décima de la población de mi país ha huído en los últimos 3 años.











Sunday, 6 May 2018

Cuando caiga el chavismo


Cuando caiga el chavismo es muy probable, aunque no totalmente seguro, que la dictadura cubana se acercará a su fin. Cuando caiga el chavismo el régimen del clan Ortegua en Nicaragua también caerá...si es que no ha salido antes. Evidentemente, los boliburgueses no ven esos países como países en los que vivir en exilio. Muy pocos de ellos pueden imaginarse viviendo en Rusia y menos en Bielorrusia.

Creo que debemos discutir de manera abierta qué es lo que va a pasar con esta gente cuando caiga el chavismo y qué es lo que están pensando en este momento.

Diosdado Cabello y su clan
Nicolás Maduro, Cilia Flores y sus clanes
Tibisay Lucena
Vladimir (Vladimir como Lenin) Padrino
Tareck El Aissami
Gustavo González López
etc.

Recordemos esto: la dictadura de Pinochet, las dictaduras de Europa Oriental y la dictadura del Apartheid en Suráfrica cayeron en momentos en que no tenían apoyo ni de los Estados Unidos ni de Rusia (o su antecesor, la Unión Soviética) y en tiempos en que China era menos del 1 (uno) por ciento de lo que es ahora pese a que su población no se ha duplicado desde aquel entonces.

Rusia y China juegan ahora a Venezuela. Rusia lo hace de manera muy abierta, pero China también está plenamente en el juego.

¿Qué podemos hacer para que esta gente y todos sus compañeros acepten un cambio democrático?
¿Cómo nos imaginamos la vida de esta gente al año, a los dos años del fin del régimen chavista?

Sunday, 18 February 2018

The tomatindex revisited: the Chavista-Madurista drama in Venezuela

Back in 2014 I published a post trying to explain how Venezuelans were worse off than when the military coupster Chavez was elected president in 1998 even though oil prices back in 2014 were still way higher than in 1998.

I went back to that post today. Newspaper Notitarde, which I used as one of the sources for prices, was taken over by the regime and it stopped showing historical data, so the links in the post are no longer valid. Still, here you have the index showing how many kilogrammes of tomatoes, onions and chicken you can buy with the minimum wage (actually min. wage plus food tickets). 

On the left, how many kilos you can buy with the minimum wage plus food tickets

I got the latest prices from a small village in the province. In reality things are more expensive in where the median Venezuelan lives: in a city of 100,000 or more inhabitants.

In 1998 the minimum wage would allow you to buy 125 kilos of tomatoes, 250 of onions or 83 of chicken.

In 2014 you could buy 85 kilos of tomatoes, 53 of onions or 75 of chicken. Now, in mid February of 2018, you can buy 28 kilos of tomatoes (28000 bs/kg), 8 of onions (100000 bs/kg) or about 3 of chicken (300000 bs per kilo).

How come there is no revolution? The military are more corrupt than ever. They are supported by security forces that profit from the economic system in place. They have the support of Russian and Cuban intelligence services. They do not care and are actually happy millions of Venezuelans are leaving the country.

Venezuelans can put an end to the dictatorship but the task will required more effort than what Eastern Europeans had to go through back in 1989.

Ref: min. wage (actually wage plus food tickets)



Sunday, 14 January 2018

Chavista's goal: kill hope, let people get used to misery

A few years ago the military started to react very swiftly and violently against students who were distributing fliers to people queueing up for food. Students were beaten up and put in jail. The flyers simply said: Venezuelan, do not get used to this, this is not normal or tried to explain how inflation works.

Since then the  Chavista regime has acted with particular harshness whenever some opposition group has openly said we need to prepare for change or that there should be a shadow government or the like. That is how former mayor Ledezma got in jail.

The dictatorship prefers a thousand times for us to call it dictatorship - the thinking goes that dictatorships do not allow people to call them dictatorships - than for us to openly talk about a regime change as matter of fact or to let people realise it is not normal Venezuela should have a shortage economy and it is false the mess has something to do with foreign saction. The government wants those who understand this to emigrate or end up in prison. The issue if whether Venezuelans are going to allow this.